AU PAIR - Experiencia

Carla, do you have moon in Spain? Y cómo he sobrevivido a 80h nonstop.

Pues sí, ya pasó. Mi HM todavía está en tierras asiáticas, pero mi host dad está de vuelta. Tal cómo ha entrado por la puerta, me he retirado, no sabéis lo que cunden estos niños! ( eso sí, después de comer una de las chocolatinas que ha traído de Nueva Zelanda.)

De este intensivo, me llevo un montón de cosas nuevas y momentos con los quedarme. Algunos muy buenos, otros buenos, y algunos regulares. Pero ninguno malo.

No sé si os lo había contando, pero si no lo había hecho, lo hago ahora. Mis HK tienen una especie de despertador que cada mañana, “suena” a las 7am. Y digo “suena” porque es un mono, y lo que realmente hace, es abrir los ojos. Si los niños se despiertan y el mono está durmiendo, saben que es demasiado pronto y deben esperar. Y el maldito mono es como un Dios por qué cada mañana, rigurosamente, a las 7am, mi KH2 chilla: Mommy, can you get me. Eso quiere decir que el probrecillo mío está esperando, hasta el momento oportuno para poder llamar.

El mono es su despertador, pero él es el mío. Esa melodía de mommy can you get me, 1,2,3 y hasta 4 veces en bucle, es lo que me despierta a mí todas las mañanas.

Pues bien, estos días, la misma canción de siempre, a la misma hora. Sólo cambiaba el mommy, esta vez por Carla. La paz que tenia cada mañana, al saber que ellos estaban contentos de que fuera yo quien los levantara, de verdad, que no tiene precio.

En estos días he tenido que lidiar con llantos, heridas de guerra (no, no ha habido más accidentes como el que os conté AQUÍ, sólo algún rasguño), mocos, pañales sucios, discusiones, llantos…pero sobretodo, con risas y mucho, mucho amor.

Largas conversaciones con mi HK2, en las que han salido temas tan emocionantes como el que le da título a la entrada, y muchos, muchos mimos con mi HK1.

Ayer, miércoles, fue el día mortal, no tienen preschool, ni nursery. Tampoco tuvieron baile porque es HalfTerm, eso quería decir, tooodo el día con ellos. Y además llovía. Nuestro (largo) día comenzó a las 7am, con un leeento desayuno, de estos que a mí me gustan, sin prisas, pues teníamos 13 horas por delante.

Después del desayuno, yo recogí la cocina mientras ellos jugaban un poco. Nos vestimos todos y fuimos al supermercado a comprar algunas cosas porque más tarde hornearíamos una tarta.

Al volver, estuvimos pintando con pintura de dedos, os podéis imaginar el resultado: pintura hasta en los pies. También pintamos algunas hojas que habíamos recogido del parque el martes e hicimos un móvil con ellas.

Película y comida en el salón ¡un día es un día!. Por la tarde horneamos un bizcocho, jugamos un poco más, cena y, luego, que (por fin) dejó de llover, me los llevé un rato al parque. Probablemente lo necesitaba yo más que ellos, hahah.

Luego ya la rutina de la noche, que viene siendo: hot chocolate + toast viendo Justin House, baño, cuento, canción y dormir.

La verdad es que ahora que mi HD está de vuelta, puedo decir que he superado lo gordo, porque sólo me queda echar unas horillas extras este sábado (mañana libro), y luego la semana que viene todo normal. En teoría.

PS. Comencé a escribir el post a las 7 cuando mi HD llegó, termino ahora, a las 11, después de cenar y charlar con mi HD. Me ha agradecido unas 194774 veces la ayuda de estos días, me ha dicho que mañana vaya algún NICE sitio para cenar con mi amiga, y que él me lo va a pagar de vuelta. La verdad es que es un detalle bonito, pero conociéndole, iré a un sitio barato, just in case se le olvida pagármelo, haha!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s